diumenge, 8 de maig de 2016

los sueños vendidos

Los parques y las plazas
estaban callados, por las mañanas
colgaban de un hilo
historias nunca contadas.
Una quietud histerica
rondaba las basuras
como una babosa expansiva
nunca indicaba la salida
del abismo perdido donde
caen los sueños vendidos.
Porque en aquel tiempo
donde aún se podian
construir castillos de cartas al viento
vendían hasta sueños
muy, muy perfectos
entre champús con olor a cemento,
vendian hasta precios,
para coleccioran sueños,
y dormir con la angustia
de estar perdiendo tus dias
de estar al fin, comprando tu vida.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada